Estas son las mezquitas visitables en Marruecos

Estas son las mezquitas visitables en Marruecos

Mezquita de Hassan II en Casablanca

Mezquita de Hassan II en Casablanca visitable para turistas

Las mezquitas son, por lo general, construcciones de enorme belleza, tanto exterior como interiormente… aunque esto último es muy difícil de comprobar para los no musulmanes, puesto que la inmensa mayoría están cerradas para las visitas turísticas. Sin embargo, hay excepciones que te contamos en este post: a continuación te presentamos las mezquitas visitables en Marruecos.

Mezquita de Hassan II, en Casablanca

Por suerte, una de las poquísimas mezquitas visitables en Marruecos es, precisamente, la más grande y una de las más bonitas. Hablamos de la mezquita de Hassan II, en Casablanca. Y también por suerte para nuestros viajeros, forma parte de los circuitos que comienzan o terminan en esta ciudad. Si quieres conocer todos los detalles sobre este espectacular templo, te recomendamos leer este otro post dedicado íntegramente a ella.

Mezquita de Tinmel

Mezquita de Tinmel

Mezquita de Tinmel, en el Alto Atlas

La otra mezquita visitable de Marruecos es la de Tinmel, una pequeña localidad ubicada en las montañas del Alto Atlas, a unos 100 km al sur de Marrakech y a casi 1.300 metros de altitud. Hay que decir que esta mezquita ya no está operativa como tal y, de hecho, tuvo que ser restaurada recientemente para evitar su desaparición, pues estaba en ruinas. Pero a cambio, es de una belleza enorme, tanto por su arquitectura como por su entorno, con unas vistas espectaculares desde sus exteriores.

Además, tiene una historia larga e interesante. Se construyó a mediados del siglo XII, en época almohade. De hecho, la construcción de este templo sirvió como homenaje a  Muhammad ibn Tumart, fundador de aquella dinastía que acabó dominando todo el territorio del actual Marruecos, e incluso Al-Andalus, al otro lado del Estrecho de Gibraltar.

Los viajeros más observadores encontrarán similitudes con la mezquita Kutubia de Marrakech. Y no por casualidad: se construyó en el mismo periodo, impulsada por el mismo personaje: Abd al-Mumin, líder almohade sucesor de Muhammad ibn Tumart. El uso del ladrillo y los sillares de piedra es muy parecido, así como los arcos decorativos enmarcados en alfiz y el color rojizo de la estructura. 

Y aunque ya no se puedan presenciar sesiones de oración en su interior, sí que nos permite conocer la distribución interior de una mezquita, pudiendo identificar elementos como el mihrab, es decir, el nicho u hornacina orientado hacia La Meca y al que deben dirigir su oración los creyentes..

Alternativas a las mezquitas visitables en Marruecos

Por desgracia, quienes quieran admirar el resto de mezquitas de Marruecos tendrán que conformarse con verlas desde el exterior. No obstante, muchas de ellas merecen la pena igualmente, por su silueta esbelta y su exótica decoración, principalmente en el minarete. Esta es una lista con las más importantes, que suelen formar parte de nuestros circuitos y visitas:

  • Mezquita Kutubia, en Marrakech
  • Mezquita Karaouine, en Fez
  • Mezquita Sidi Bouabid, en Tánger
  • Gran Mezquita, en Meknes
  • Mezquita Mohamed V, en Agadir

Tanto si deseas conocer alguna de las mezquitas visitables de Marruecos como si te conformas con verlas por fuera, nuestra agencia puede organizar un viaje a medida para admirar la arquitectura religiosa marroquí. ¡Contáctanos!

error: Content is protected !!