Marruecos: artesanías para todos los gustos

La artesanía marroquí ha pasado de generación en generación, de padres a hijos, con gran esmero, legándonos piezas de gran belleza. En las siguientes líneas nos ocupamos de las principales, para que puedas hacerte una idea de ello antes de tu viaje a Marruecos. Te adelantamos que destacan la alfarería, el tejido de alfombras, los bordados, la cestería, el trabajo en cuero y la joyería. Y sin lugar a dudas, hallarás las mejores muestras de alfarería en Fez y en Safi. Todo ello, con el pintoresco y cautivador ambiente del zoco como marco. ¡Una experiencia inolvidable!

Los zocos, en Marruecos, son una parte fundamental de la vida popular. Este término significa ‘mercado’, aunque en realidad va mucho más allá: es una encrucijada comercial que también sirve lugar de reunión para las gentes locales. Hay dos tipos principales de zocos: los mercados rurales y los mercados urbanos.

Los zocos de Marruecos suelen agrupar sus productos artesanales por gremios, bajo la autoridad de un preboste. Cada corporación obedece a un amin o representante del preboste. Algunos ejemplos de estos zocos especiales o por gremios son los vendedores de seda, los de joyeros, los de vendedores de alfombras y tapices, los de vendedores de objetos de cobre… y mucho más. Y cada gremio debe respetar unas reglas que no pueden saltarse.

La importancia de los zocos de Marruecos depende de la región, de la clientela que atraigan y de las zonas de producción que les abastezcan. Generalmente, los zocos rurales se encuentran en alguna vía de comunicación bastante frecuentada o en alguna encrucijada de caminos en lo alto de un puerto importante. Estéis donde estéis siempre encontraréis algún zoco, ya sea permanente o semanal. Y la buena noticia es que lo pintoresco no repercutirá en los precios: sus productos mantendrán precios ‘locales’, aunque siempre tendrás que estar atento y sacar tus dotes de negociador mediante el regateo.

Alfareria Marruecos

La alfarería: el arte del barro cocido

En Marruecos, las artesanías para el hogar tienen un gran desarrollo. Por ejemplo, la alfarería, con auténticas obras de arte en barro cocido, aunque para los lugareños se siguen empleando como objetos cotidianos. La ciudad pionera en esta técnica es Fez, donde se trabaja fundamentalmente la cerámica de color azul. No se queda atrás Safi, pues es la heredera natural de la anterior, aunque en sus obras predominan el marrón, el verde y el amarillo.

Por el contrario, en ciudades como Azemmour, Marrakech, Meknés, Rabat y Tarudant hallará muestras en tosco barro vidriado o esmaltado. No obstante, este tipo de artesanía marroquí está muy difundido en todo el país y en cada región se produce su propio tipo de cerámica. De manera general, se realizan a su vez dos variedades distinta: por un lado, las puramente ornamentales y, por el otro, aquellas que tienen un fin utilitario, ya sea para el transporte de alimentos o para su conservación. Suelen estar decoradas con figuras geométricas o simbólicas.

Alfombras: una artesanía marroquí generalizada

 

Un aspecto que determina las características de las alfombras es su posible uso y del lugar donde se colocarán. En concreto, influirán en la dimensión y en la composición del producto, que viene definido por su trama y el número de nudos.

Por un lado, existen las alfombras campesinas y, por el otro, las de ciudad. Las denominadas alfombras campesinas o bereberes, con motivos geométricos, son más toscas pero de mayor colorido. Destacan las del Medio Atlas, bien sea las de fondo colorido de Meknes o las de fondo blanco y figuras oscuras de Taza; las del Alto Atlas, de fina constitución; las de Marrakech, las más imaginativas; y las del este del país, de tonos azules y verdes sobre fondos oscuros.

En cambio, las alfombras de ciudad son más populares que las campesinas, sobre todo las fabricadas en Rabat, en las que hay un predominio del rojo y de figuras influencia oriental.

Los bordados, otra muestra magistral de la artesanía marroquí

 

Artesania bordados y telas en Marruecos

En el norte de Marruecos, las artesanías más apreciadas y populares incluyen los bordados en tejidos. Especialmente en ciudades como Azemmur, Fez, Meknes, Rabat, Salé, Tetuán y Chaouen, donde se han desarrollado a lo largo del tiempo diferentes técnicas, con arreglo a distintas influencias. Sin embargo, todos ellos tienen en común los motivos del diseño y la riqueza de sus colores.

La ciudad de Fez está especializada en los bordados de seda sobre lino y algodón, así como en los trabajos con hilos de oro y velos de satén. Meknes es popular por sus bordados en suaves colores, mientras que en Rabat predominan los motivos de la herencia de Al Andalus. La ciudad de Salé destaca por las formas y diseños decorativos, mientras que Azemmour lo hace por los coloridos bordados que sirven de tapices o adornos para las cortinas.

La cestería, artesanía marroquí humilde y práctica

La cestería en Marruecos ha sido concebida para responder a las necesidades ordinarias de sus habitantes. En su fabricación se emplean materiales tales como la palmera enana, el junco y la caña para crear así mobiliario de jardín, lámparas, sombreros y diversas cestas que facilitan el transporte de cuantas compras se realicen.

Artículos en cuero, populares entre los turistas

Los artículos en cuero de este país son muy populares entre los turistas. Sus trabajos se han sofisticado con el paso del tiempo, de forma que no te será nada complicado dar con magníficos pufs, cojines, bolsos, maletas, cinturones y cazadoras. Antiguamente tan sólo se fabricaban sillas de montar, lomos para libros o babuchas, pero este tipo de artesanía marroquí se ha diversificado enormemente en nuestros días.

La joyería, en oro, plata y piedras preciosas

Joyeria bereber en Marruecos

En Marruecos, las artesanías para uso personal tienen mucho éxito, como hemos visto con los trabajos hechos en cuero. Pero la principal es la joyería, que a menudo está hecha en oro, aunque la plata y las piedras preciosas también están entre los ricos materiales que se usan. Este antiquísimo oficio lo lleva a cabo un gremio que ha venido habitando los mismos barrios desde hace muchísimos años en ciudades como Essaouira, Fez, Marrakech, Meknes, Rabat, Salé y Tánger.

La joyería bereber rural tan sólo existe en plata. En Ouarzazate, Tazenajt y Talouin hallará bonitas piezas fabricadas por estas tribus, que suelen fijar el precio en función del peso, obviando la calidad o la estética del objeto. Sus puñales curvados son ciertamente admirables.

Lugares para comprar artesanía marroquí

A continuación se indican algunos lugares donde podréis comprar artesanía marroquí de una calidad, al menos, menos aceptable. Es una recopilación de comentarios y recomendaciones de amigos, guías de viajes y opiniones en Internet. Todas estas tiendas están en Marrakech:

  • Zoco de los latoneros, en la Medina de Marrakech

  • Tienda-taller de joyas Bijoux Berberes en la dirección 5 Derb Dabachi, Marrakech

  • Zoco de los joyeros, en pleno centro de la Medina de Marrakech, al lado de la plaza RahbaKedima

  • Artesanato Bereber, para joyas de la artesanía bereber, en la dirección: 13 bis, Bab Ftouh, Marrakech

  • Zoco de los cesteros (en árabe, Suk Shuári), cerca de la fuente Mouassine, en Marrakech

  • Tienda de Antigüedades Al Yed, calle Fhal Chidmi Mouassine, cerca de la fuente Mouassine, en Marrakech

  • La Croix d’Agadez, tienda de antigüedades en la calle Fhal Chidmi Mouassine en Marrakech

  • Cooperativa Elbadia de cerámica, en el Complejo Artesanal de la Avenida Mohammed V, Marrakech

  • Y en general, todo el Centro Artesanal de la Avenida Mohammed V, Marrakech, cerca de la Plaza de la Koutoubia y de la Place de la Liberté

 
Compartir: