Clima de Marruecos: cuándo es mejor viajar a este país

Si tienes pensado viajar a Marruecos, cualquier época es adecuada para hacerlo. Y buena prueba de ello es que nuestra agencia organiza paquetes para periodos festivos de todas las estaciones del año: Fin de Año en invierno, Semana Santa en primavera, escapadas para los puentes de otoño y, por supuesto, las vacaciones veraniegas. Sin embargo, es importante que tengas claro cuál es el clima de Marruecos, pues esto puede influir en tu decisión sobre el destino: unos son más apropiados que otros para cada estación, sobre todo por la temperatura ambiental.

Por eso, en esta página te contamos cuáles son las distintas zonas del país atendiendo a su clima predominante y te indicamos cuándo es la mejor época para viajar a Marruecos, en función de tu destino deseado.

Clima-de-Marruecos-y-épocas-para-viajar

El clima de Marruecos, según la zona

Si nos fijamos en la clasificación clásica de Köppen-Geiger, no deberíamos hablar de clima de Marruecos sino de climas de Marruecos, pues se contabilizan hasta 9 áreas climáticas distintas: desértico cálido, desértico frío, estepario cálido, estepario frío… Pero para que te resulte más fácil de comprender, podemos hablar de cuatro grandes zonas que, de manera general, reúnen unas características bastante similares: la costa atlántica, la costa mediterránea, las montañas del Atlas y el gran desierto del sur.

Costa atlántica de Marruecos

La costa atlántica

Desde Tánger hasta el Sáhara Occidental, la costa atlántica marroquí está formada por más de 1.300 km. Eso quiere decir que, en un espacio tan amplio, hay diferencias entre unas ciudades y otras: el norte es más templado y el sur, más cálido. Pero a pesar de todo, se pueden destacar las siguientes características:

  • Inviernos suaves y templados
  • Veranos cálidos
  • Zona ventosa durante todo el año
  • Agua relativamente fría
  • Importantes corrientes oceánicas
  • ‘Cielo blanco’ desde mayo a agosto, es decir, una niebla espesa y matutina que se suele dispersar a partir de las 13.00 aproximadamente
El norte de Marruecos

El norte mediterráneo

Si te estás planteando cuándo visitar Marruecos, todo dependerá de la región que quieras visitar. En general, la primavera es la mejor época para visitar el país, cuando los árboles están en flor y los paisajes muestran toda su belleza.

Va desde Tánger hasta la frontera con Argelia y hasta la zona de Fez-Meknes en el interior, abarcando por tanto la cordillera del Rif. Como cabría esperar, aquí el clima es mediterráneo, es decir, templado y suave durante todo el año. Y al estar en el extremo norte del país, resulta más agradable que el de cualquier otra región marroquí. Estos son algunos aspectos a tener en cuenta en esta zona:

  • El calor puede llegar a ser sofocante en las zonas costeras durante el verano, por culpa de la humedad
  • Clima más fresco en el Rif, por su altitud, con inviernos duros
  • Niebla espesa y frecuente en las zonas de montaña hasta bien entrada la primavera
Paisaje Montañoso

El centro montañoso

Si te estás planteando cuándo visitar Marruecos, todo dependerá de la región que quieras visitar. En general, la primavera es la mejor época para visitar el país, cuando los árboles están en flor y los paisajes muestran toda su belleza.

El centro del país está atravesado por la cordillera del Atlas, en dirección NE-SO, formando tres cadenas montañosas: el Medio Atlas, el Alto Atlas y el Anti Atlas. Las localidades ubicadas en sus laderas, que no suelen ser muy grandes, disfrutan de las particularidades climáticas de ellas:

  • Medio Atlas: es la más húmeda y septentrional de las tres, y en su vertiente norte cuenta con áreas verdes protegidas, como bosques de cedros. Su cima más alta es el Jbel Bou Naceur, a 3356 msnm. Por esta razón, en esta zona se encuentran las únicas estaciones de esquí del país. Las localidades situadas a sus pies gozan de inviernos templados, pero veranos duros y áridos
  • Alto Atlas: es la cadena montañosa más alta, con la mayor cumbre del país: el Jbel Toubkal, a 4167 msnm. Es habitual que esta y otras cumbres vecinas permanezcan nevadas durante el invierno y buena parte de la primavera, y en las localidades más elevadas se puede acumular nieve de 1 metro de espesor, con inviernos realmente glaciales. En su vertiente norte, surgen arroyos e incluso cascadas con brío en época de deshielo. En verano, el clima es realmente extremo, con mucho calor por el día y frío por la noche
  • El Anti Atlas: es la más árida, meridional y baja de estas cadenas montañosas, siendo su cumbre principal el Jbel Sirwa, a 3304 msnm. Su clima se asemeja más al desértico, pues las precipitaciones son escasas y las temperaturas diurnas, muy elevadas
Clima del desierto de Marruecos

El desértico sur

Si te estás planteando cuándo visitar Marruecos, todo dependerá de la región que quieras visitar. En general, la primavera es la mejor época para visitar el país, cuando los árboles están en flor y los paisajes muestran toda su belleza.

Se extiende por una vastísima zona al sur del Atlas y se adentra en el desierto del Sahara. De todos los climas de Marruecos, el del desierto es el que se puede considerar más extremo, por lo que también exige un cierto nivel de precaución en dos aspectos: las altas temperaturas y el alto nivel de insolación. 

Son muy reseñables las enormes oscilaciones térmicas dentro del mismo día, superior a los 20ºC en muchos casos, y también a lo largo del año: en verano, las máximas diurnas se pueden mantener ‘tranquilamente’ por encima de los 45ºC, pero en invierno las mínimas nocturnas pueden presentar temperaturas negativas de dos dígitos. En la vertiente sur del Atlas nacen algunos ríos que crean importantes valles y son auténticos oasis de vegetación, principalmente palmerales (Draa, Dades, etc.), pero que van desapareciendo gradualmente en su camino hacia el desierto, convirtiéndose en wadis o ríos sin cauce, en un entorno árido y pedregoso.

Qué visitar en Marruecos, según su época ideal

Si te gusta viajar a un destino turístico en su época ideal, aquí te damos algunas sugerencias tomando como base el clima de Marruecos y las diferentes estaciones del año.

Marruecos en invierno

Marruecos, en invierno

Si te estás planteando cuándo visitar Marruecos, todo dependerá de la región que quieras visitar. En general, la primavera es la mejor época para visitar el país, cuando los árboles están en flor y los paisajes muestran toda su belleza.

Esta puede ser la mejor época para viajar al desierto y los valles que conducen a él, puesto que evitarás las altísimas temperaturas que se dan en verano. No obstante, si te decantas por esta opción, no te confíes y echa ropa de abrigo a la maleta, pues las noches son realmente frías.

Por otro lado, si eres fan de la nieve, esta época será también la mejor para recorrer los paisajes nevados del Alto Atlas y del Medio Atlas, e incluso compartir una jornada de esquí en Oukaïmeden, aunque sin grandes pretensiones, puesto que esta estación no está tan equipada como otras en América del Norte, en América del Sur o en Europa.

En cambio, si pretendes viajar para darte un baño en la playa, deberás descartar la costa mediterránea y el norte de la costa atlántica: en el Mediterráneo, las temperaturas son templadas pero no tan cálidas como para un baño placentero, y en el Atlántico se registran los días más inestables, con mayores probabilidades de lluvia.

Agadir, en cambio, sí se nutre de turistas de sol y playa durante todo el año, pues su ubicación sureña propicia que el invierno sea igualmente seco y cálido, por lo que este destino y su entorno pueden ser una buena elección para bañistas invernales.

Y por supuesto, nada te impedirá recorrer las ciudades de mayor interés, como Marrakech o Fez, donde las condiciones meteorológicas no serán un impedimento, ni mucho menos.

Marruecos en primavera

Marruecos, en primavera

Si te estás planteando cuándo visitar Marruecos, todo dependerá de la región que quieras visitar. En general, la primavera es la mejor época para visitar el país, cuando los árboles están en flor y los paisajes muestran toda su belleza.

Se trata de la mejor época del año para viajar, sin duda, pues el clima de Marruecos ofrece pocos inconvenientes en esta estación, salvo quizás la niebla matutina que se suele formar en la costa atlántica y que puede provocar que estos destinos turísticos desluzcan en las primeras horas del día. 

Aparte de eso, todas las regiones ofrecen en esta época temperaturas intermedias y, debido al clima principalmente seco de todo el país, las lluvias no deberían ser un problema. Precisamente por ello, la Semana Santa es siempre un periodo de gran afluencia de viajeros para realizar rutas por cualquier parte del país.

En el Atlas, puede ser ya tarde para disfrutar de la nieve, pero a cambio podrás disfrutar de los arroyos e incluso las cascadas en su época de esplendor: el deshielo. Y lo mismo ocurre para los viajeros más interesados en la naturaleza, que pueden poner sus miras en los distintos parques nacionales y naturales de Marruecos, especialmente los del Rif y el Medio Atlas.

Marruecos en verano

Marruecos, en verano

Si te estás planteando cuándo visitar Marruecos, todo dependerá de la región que quieras visitar. En general, la primavera es la mejor época para visitar el país, cuando los árboles están en flor y los paisajes muestran toda su belleza.

Para muchos, el verano es sinónimo de sol y playa. Y el clima de Marruecos lo permite sobradamente en sus dos litorales: tanto el mediterráneo, de aguas más cálidas y calmadas, como en el atlántico, más fresco y ventoso. Precisamente por ello, deberás tener en cuenta que los hoteles y resorts en primera línea de costa pueden tener escasa disponibilidad.

Si tu destino es urbano y se encuentra en el interior, debes saber que quizás tengas que modificar tus hábitos para adaptarte a las temperaturas: será recomendable empezar la jornada bien temprano, descansar luego en el hotel o buscar un plan en un interior con aire acondicionado en las horas centrales del día y por último disfrutar del animado ambiente en torno al atardecer.

En cambio, el verano no es precisamente la época más recomendable para visitar el desierto. No obstante, sabemos los viajeros suelen disfrutar en verano de sus permisos vacacionales más largos y, en ocasiones, no queda más remedio que esta época para hacer un viaje como este. En ese caso, no pasa nada: con una buena mentalización y las recomendaciones que te damos en esta página, podrás combatir el calor y la insolación sin grandes problemas.

Visita a marruecos en otoño

Marruecos, en otoño

Si te estás planteando cuándo visitar Marruecos, todo dependerá de la región que quieras visitar. En general, la primavera es la mejor época para visitar el país, cuando los árboles están en flor y los paisajes muestran toda su belleza.

Al igual que la primavera, otoño es una época templada en la mayoría del país y, por tanto, un buen momento para viajar a Marruecos. Por ejemplo, para visitar las Ciudades Imperiales, que recobran toda su intensidad tras los calores veraniegos y el éxodo de los propios marroquíes para disfrutar de sus vacaciones. 

El desierto vuelve a hacerse más ‘amigable’ y, como los días son cada vez más cortos, puedes interpretar esto como una invitación a descubrir la belleza de sus noches estrelladas. Y las playas marroquíes, que se van vaciando de bañistas, siguen siendo acogedoras para quienes prefieren simplemente pasear por su entorno.