Rissani

Rissani, en Marruecos, se encuentra situada a 22 km al sur de Erfoud por una carretera que discurre junto al río Ziz en la que se aprecian los últimos restos de vegetación antes de adentrarnos en el puro desierto del Sahara.

La región de Rissani se compone de un grupo de aldeas a lo largo del último tramo del valle del Ziz. Esta población fue la antigua capital del Tafilalt (conocida posteriormente por Sijilmassa), Ciudad Santa y cuna de la dinastía alauita. Su situación como cruce de caminos entre el norte y el sur dio a la ciudad una cierta importancia en el pasado. Todavía a día de hoy quedan restos de esa grandeza y nos da la impresión de ser un lugar bonito y tranquilo, que se anima únicamente los días de mercado.

La religión de Sijilmassa era la rama chiíta del Islam, una rama de esta religión que hoy se ha extinguido en Marruecos. Desde el siglo VIII al XIV, Rissani fue capital del principado de Sijilmassa, fundado en el año 707. Fue aquí desde donde la actual dinastía alauita emprendió sus conquistas hasta llegar a Fez y Marrakech.

Qué ver en Rissani

De los muchos lugares que ver en Marruecos, Rissani bien puede ser una propuesta, al menos si tu ruta te lleva por el desierto del Sahara. Aquí hay algunos lugares interesantes que visitar, entre ellos los que más destacan son:

Que ver en Rissani

La Kasbah de Rissani

Construida a finales del siglo XIX y principios del XX como residencia del gobernador de Tafilalt.

 

La Zaguía de Mulay Ali Chérif

Este mausoleo sólo es accesible para musulmanes. Fue construido a mediados del siglo XX y destruido durante un violento desbordamiento del río Ziz, pero se restauró inmediatamente. Fue la fortaleza de donde partieron los alauíes. Hoy es el mausoleo del fundador de la dinastía. Aunque el recinto es sagrado y la visita a la mezquita contigua está prohibida para los no musulmanes, el patio es accesible a todos los visitantes de 9.00 a 18.00 horas, todos los días.

 

Ksar Abber

Justo al lado se encuentra el Ksar Abber, erigido a principios del siglo XIX, un antiguo palacio que se utilizó como presidio. El alcázar daba cobijo a gran parte del tesoro imperial, que estaba protegido por una triple muralla fortificada, dotada de cañones y custodiada por una guarnición de soldados. Pero a diferencia del mausoleo, el Ksar Abber de Rissani se encuentra mal conservado.

Ksar el Fida Rissani

Ksar El Fida

Situada a tan solo 4 km al norte de Rissani, el Ksar El Fida alberga una impresionante Kasbah alauí que data del siglo XIX. Esta kasbah, convertida en museo desde 2005, puede ser visitada todos los días de 9.00 a 18.00 horas. En su colección encontramos alfombras, objetos de la vida cotidiana y retratos de la dinastía alauita. El precio de la entrada es de 10 Dh.

 

Ksar de Oudalad Abd el Malin

Es una fortaleza realmente impresionante construida sobre el 1900. Es uno de los palacios más hermosos de Rissani, aunque actualmente su interior se encuentra muy mal conservado. No obstante, destacan sus muros fortificados y su altas torres.

Desierto de Merzouga desde Rissani

Merzouga, Erg Chebbi y sus dunas

Uno no llega a Rissani si no es para visitar el desierto de Merzouga. Una pista de 53 km nos lleva hasta esa localidad y hasta las dunas de Erg Chebbi, que son las más grandes de todo Marruecos, llegando a superear los 150 metros del altura.

Hoteles en Rissani

Encuentra los mejores alojamientos y hoteles en Rissani y en Marruecos, a los precios más bajos.

Compartir: