Luna de miel en Marruecos

Romántico, bello y poderosamente exótico
mouse-icono

Viaje de novios a la África más sensual

 

Se acerca el gran día de vuestra boda, marcado en rojo en el calendario, y toca buscar destino para el viaje de novios. Algo muy bueno, muy bonito y que me ofrezca exactamente lo que quiero.

Y de pronto… Marruecos.

Es conocido como el país de los mil contrastes y tenemos que decir que no es para menos:

 
null
Playas de arena fina
null
Ciudades milenarias
null
La paz y silencio del desierto
null
Hoteles, riads y palacios de lujo
null
Palmeras, oasis y dunas misteriosas
null
Valles montañosos de paisajes espectaculares
null
Zocos y mercados
null
Gastronomía rica y muy variada
null
Actividades en la naturaleza

Y lo mejor de todo: la relación calidad/precio.

 
icono-estrella-01
Y un destino romántico con hoteles, resorts y restaurantes especialmente preparados para ello es más romántico si cabe.
icono-avion-01
Un viaje de novios visitando pueblos bereberes con costumbres ancestrales, auténticos zocos en grandes ciudades y parques nacionales es más viaje de novios.
icono-corazon-0
Y un destino romántico con hoteles, resorts y restaurantes especialmente preparados para ello es más romántico si cabe.
icono-luna01
Eso es Marruecos: un gran oasis de romanticismo capaz de embrujar a cualquiera.

Diseño a medida de vuestro viaje de luna de miel a Marruecos

Lo que acabáis de ver es tan solo la punta del iceberg; Marruecos es un destino infinito.
¿Os ha convencido?
 

A nosotros también nos hubiera gustado poder estar 3 meses de luna de miel, pero sabemos que las obligaciones apremian y que son viajes que se hacen una única vez en la vida.

Por ello os sugerimos que os pongáis en nuestras manos y nos dejéis diseñar el viaje de luna de miel a Marruecos de vuestros sueños.

playas

¿Sois más de playa?

Diseñaremos una luna de miel donde la arena fina y las aguas atlánticas y mediterráneas sean las protagonistas.

interior

¿Os gusta más el interior?

Os preparamos un viaje para que disfrutéis a fondo de los placeres del Atlas y del desierto del Sáhara.