Tiempo en Marruecos: a tener en cuenta en tu viaje

Tiempo en Marruecos: a tener en cuenta en tu viaje

Antes de partir, consultar el tiempo en Marruecos es casi una obligación. Como veremos, el clima en este país es bastante estable y las condiciones meteorológicas, más o menos predecibles. Pero siempre conviene echar un vistazo a la previsión para evitar sorpresas. En este artículo te damos los detalles que debes tener en cuenta antes de que viajes a Marruecos.

Calor, la tónica general

Salvo que procedas de una región ya de por sí desértica y calurosa, es muy probable que el tiempo de Marruecos te depare temperaturas más altas que las que encuentras en tu día a día (aunque con excepciones, como veremos más abajo). Esto se debe a la latitud meridional del país y a su cercanía al desierto del Sahara. Por tanto, en el centro y especialmente en el sur de Marruecos, sentirás calor, sobre todo desde finales de primavera hasta comienzos del otoño, cuando los termómetros suelen alcanzar los 45 ºC. En la costa norte, el clima es mediterráneo, aunque más cálido que en los países europeos.

Frío y nieve en las montañas

No obstante, Marruecos es un país muy montañoso, por lo que también cuenta con localidades y regiones de clima frío debido a la altitud. Así ocurre en el Atlas, donde nieva con relativa frecuencia en invierno. Llama la atención Ifrane, una de las ciudades que forman parte de nuestros viajes a Marruecos organizados: la llaman la Pequeña Suiza por sus tejados a dos aguas.

Mención especial merecen las ciudades y pueblos situadas en el entorno del Rif, en el norte, y en general en todo el altiplano que va hasta la costa atlántica: debido a su altitud, el hecho más destacable es la oscilación térmica entre sol y sombra y entre mañana y noche. Un buen ejemplo de ello es Chaouen, otro de los destinos clásicos de nuestros viajes a Marruecos: en esta localidad, la oscilación puede ser de unos 15 o 20 ºC, es decir, calor durante el día y frío durante la noche.

Viento y niebla en la costa

La costa atlántica es más fresca que el resto del país. De hecho, las aguas de sus playas son frías, como es habitual en este océano. Además, el viento es también un protagonista habitual del tiempo en el Marruecos más occidental. También es común la niebla en el periodo de mayo-agosto, lo que se conoce como ‘cielo blanco’, que suele dispersarse pasado el mediodía.

El tiempo en Marruecos, tu aliado

Como has podido ver, el clima de este país magrebí es se caracteriza por sus valores extremos, especialmente en lo que respecta al calor. Sin embargo, lejos de ser un inconveniente, se trata de un factor de atracción para la mayoría de los turistas. De hecho, nuestra agencia organiza rutas que no serían posibles si el tiempo de Marruecos fuera distinto. Por ejemplo, para nuestras experiencias en 4×4 en el desierto del Sahara es imprescindible un clima árido y desértico, que forme dunas como las de Merzouga. Para practicar surf y kitesurf en la costa atlántica, nada mejor que su viento y su oleaje. Y para una escapada a la estación de esquí de Michlifen, hacen falta las nevadas del Atlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *