La huella de Portugal en Marruecos, en nuestros viajes

La huella de Portugal en Marruecos, en nuestros viajes

Murallas portuguesas

Portugal y Marruecos tienen una relación histórica más profunda de lo que muchos viajeros creen. Aunque asociamos el país marroquí a Francia e incluso a España, por los periodos de Protectorado que ejercieron en la zona a comienzos del siglo XX, lo cierto es que los portugueses ya hicieron efectivo su dominio en la costa atlántica varios siglos antes. Lo mejor de todo, desde el punto de vista de un turista, es que la huella permanece ampliamente visible en muchas ciudades. Eso es lo que te mostramos brevemente en este post y lo que te haremos ver profundamente en los circuitos que vamos a organizar próximamente.

Relación histórica entre Portugal y Marruecos

La relación entre Portugal y Marruecos va desde el siglo XV en adelante. En aquel entonces, el país norteafricano ocupaba un lugar estratégico para lograr los dos grandes objetivos del país luso: el control de las minas de oro de la costa de Guinea y la exploración de la ruta a las Indias bordeando el extremo sur de África, por el Cabo de Buena Esperanza. Eso llevó a los reyes de Portugal a conquistar ciudades y construir fortalezas en la costa atlántica, donde aún hoy se conservan algunas.

Murallas portuguesas Essaouira

Essaouira, la antigua Mogador

Essaouira es probablemente la gran joya construida por Portugal en Marruecos. Aunque no la fundaron los lusos, con ellos experimentó un gran progreso en el siglo XVI, momento en el que recibió el nombre de Mogador. En esa época se construyó la Skala du Port, una fortaleza de estilo manuelino, con su sobresaliente torre rematada por cuatro baluartes característicos. En su momento tuvo un castillo-palacio real, que ya no se conserva.

Otras ciudades con impronta portuguesa

Como parte del proceso de conquista y dominio de la zona, Portugal se hizo con importantes plazas marroquíes en el siglo XV, como Tánger o Fez, pero la huella portuguesa que ha quedado en ellas es muy limitada.

Asilah antigua ciudad portuguesa

No ocurre lo mismo en otras tres bellas ciudades. La primera, Asilah, también llamada Arcila. Portuguesas son sus estupendas murallas, con especial mención a la Puerta del Mar y a la Torre cuadrangular, levantada en tiempos de Alfonso V y de estilo similar a la Skala du Pont, aunque el enfoscado blanco le da aquí una belleza adicional. La segunda es El Jadida, también llamada Mazagán, que de hecho fue de fundación portuguesa como puesto comercial en la ruta del Cabo. Por ello, toda la fortaleza destila un aire manuelino espectacular. Y por último, Safi, cuyos vestigios portugueses se conservan en estado ruinoso pero que, tras ser restaurados, mantienen un evocador aire monumental. Aquí destaca la Capilla Portuguesa y la fortaleza El Kechla.

Cómo visitar todo ello en un solo viaje

Si deseas apreciar la huella de Portugal en Marruecos, puedes ponerte en contacto con nosotros. Organizamos viajes a medida, para grupos privados o abiertos, en los que podemos insertar todos los lugares mencionados en este artículo y otros muchos que nos indiques. ¡Descubrirás el mágico cruce de culturas que ha dado como resultado un país sorprendente a ojos de todo turista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *