Bab Agnaou, en la muralla de Marrakech

Bab Agnaou, en la muralla de Marrakech

La muralla de Marrakech es uno de los atractivos turísticos más destacados de la ciudad. Por su historia y por su valor artístico, pues cuenta con puertas de acceso muy interesantes, como es el caso de la de Bab Agnaou, que trataremos en este artículo.

 

Cómo es la muralla de Marrakech

La muralla de Marrakech es una de las más grandes y mejor conservadas de Marruecos. Se trata de una construcción medieval, del siglo XII, aunque con renovaciones posteriores. Rodea la medina, pues su función era la de defender el núcleo urbano antiguo de Marrakech. Por ello, su altura oscila entre los 8 y los 10 metros, con un espesor que llega a los 2 metros en algunos tramos. Cuenta con 19 puertas de acceso, siendo la más espectacular la Bab Agnaou.

Bab Agnaou, una puerta monumental

Aunque la puerta Bab Agnaou se construyó con un lógico motivo funcional (dar acceso a la ciudad), recibió un tratamiento decorativo tan rico que se puede considerar un monumento en sí mismo. De hecho, se mantiene casi intacta desde el momento de su realización, en época almohade.

 

El origen de su nombre no goza de consenso total, pero lo más probable es que haga referencia a las poblaciones subsaharianas del sur, puesto que al estar esta puerta en la parte meridional de la ciudad, era la entrada habitual de dichas personas a través de la muralla de Marrakech. Al menos, así lo sugeriría la probable derivación léxica: “agnaw” quiere decir sordo y mudo, en probable referencia a estas gentes que ni hablaban ni entendían la lengua bereber, y se trata de un término que todavía hoy se usa para denominar a las poblaciones negras del sur: Gnawas.

 

Bab Agnaou está construida en dos materiales diferentes. Por un lado, el ladrillo, tan habitual en las construcciones de Marrakech y en toda la arquitectura musulmana en general. Y por otro lado, los sillares de piedra, que originalmente tenía una tonalidad azulada pero que ha ido adquiriendo un color dorado por el efecto de los vientos procedentes del desierto.

 

Estéticamente presenta uno de los esquemas más habituales de la arquitectura islámica: el arco enmarcado en alfiz, algo que también se exportó a otras regiones, incluido al mundo andalusí en el sur de España y a la tradición mudéjar española. Presenta en realidad cuatro arcos superpuestos, siendo el más grande de medio punto, el segundo y tercero de herradura y el último ligeramente apuntado, funcionando éste como puerta en sí misma. El segundo y el tercero, además, presentan una bonita decoración polilobulada, otro rasgo netamente musulmán.

 

Datos útiles sobre Bab Agnaou

La puerta de Bab Agnaou se encuentra al suroeste de la medina. Para llegar a ella en transporte público lo más adecuado es un autobús de cualquiera de las siguientes líneas: 6, 20, 25 y 251. Si deseas incluir su vista en una ruta por la zona, otros puntos de interés muy cercanos son las tumbas saadíes y el Palacio El Badii, así como el Palacio Real, todos ellos dentro del perímetro de la muralla de Marrakech.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *