Palacio El Badi, en Marrakech

Palacio El Badi, en Marrakech

El Palacio el Badi en Marrakech

El Palacio el Badi en Marrakech

El Palacio el Badi de Marrakech fue uno de los palacios más grandes y suntuosos del mundo, aunque mucho ha cambiado en la actualidad. En este post te contamos por qué se construyó y por qué quedó en ruinas, además de darte la información básica que debes saber para visitar este recinto durante tu viaje a Marrakech.

Qué fue el Palacio El Badi de Marrakech

El Palacio El Badi de Marrakech fue una residencia real construida por el sultán Ahmed al-Mansour, y supuso su gran legado arquitectónico en la ciudad. Se realizó en el siglo XVI y, más concretamente, tras 1578, pues se construyó para conmemorar su propia victoria en la Batalla de los Tres Reyes, acontecida en esa fecha en Alcazarquivir.

Tenía una superficie de más de 130 x 110 metros y en el centro había un gran patio central, dominado por un enorme estanque artificial. Contaba con más de 300 habitaciones y varios pabellones con diferentes usos, entre ellos las recepciones oficiales en las que Ahmed al-Mansour trataba de causar la mayor impresión en sus invitados. No en vano, una de sus grandes fuentes de inspiración fue la Alhambra de Granada.

Vista el Palacio de el Badi

Vista el Palacio de el Badi

Qué es hoy el Palacio El Badi

Por desgracia, todo ese esplendor solo lo podemos imaginar en la actualidad, puesto que fue desmantelado por el sultán Mulay Ismail a finales del siglo XVII, cuando trasladó su capital a Meknés. Se llevó muebles y elementos decorativos de gran valor, como mosaicos, panes de oro e incluso mármoles italianos, que recubrían diferentes partes del recinto, como la puerta de acceso Bab Al-Rokham.

Ahora es un recinto en ruinas, desnudo de toda decoración, dominado por el rojo del ladrillo de la estructura, característico de Marrakech, y un cierto verdor por los naranjos plantados en el patio. Además, para hacer la visita más atractiva, se ha trasladado aquí el púlpito (minbar) de la mezquita Koutoubia, una obra maestra de la ebanistería andalusí: de 8 escalones, fue realizado con diferentes maderas (boj, acacia, cedro) y con incrustaciones de otros materiales, como hueso o marfil. Lo realizó en el siglo XII un artesano cordobés llamado Aziz.

Por otro lado, un aspecto destacable de la visita al Palacio El Badi de Marrakech es la subida a las murallas, que, desde esa altura, permite contemplar la ciudad desde un punto de vista diferente.

En cualquier caso, debes tener en cuenta que, por su estado ruinoso, el Palacio Badi de Marrakech no es un lugar que cautive por su belleza a primera vista. Sin embargo, conocer su historia y entender cómo era servirá para apreciar todo su valor. Por ello, recomendamos realizar la visita con un guía, que se encargará de ello.

Turismo Marruecos te ayuda con ello, proporcionándote los mejores profesionales, tanto para explicar este monumento como para llegar a él. ¡Ponte en contacto con nosotros para este y otros detalles!

Información de interés

  • Horario de visita: todos los días, de 9.00 a 17.00
  • Precio: 70 DH
  • Dirección: Ksibat Nhass, a poco menos de un kilómetro al sur de la plaza de Jemaa el Fna
error: Content is protected !!