5 razones para tomar un té en Marruecos

5 razones para tomar un té en Marruecos

Como ya sabrás, tomar un té en Marruecos, también llamado té moruno, es una de las costumbres más asentadas y un gesto de cortesía que conviene no rechazar. Sin embargo, no tienes que planteártelo como una obligación: hay muchas razones por las que merece la pena probar esta bebida tan típica del país. Por eso, en este artículo te contamos 5 razones que te convencerán de ello.

#1. Una buena forma de entrar en contacto con los marroquíes

Como decíamos, ofrecer un té, en Marruecos, supone un gesto de cortesía y hospitalidad por parte de un anfitrión, ya sea en una casa, en un establecimiento comercial o en cualquier otro contexto. Así que concíbelo como una buena ocasión para entrar en contacto con la población local. Podéis tratar temas generales, profesionales e incluso personales sin llegar a ser invasivos ni indiscretos, lo cual te dará una muestra del carácter y situación de la población.

El té de Marruecos

El té de Marruecos

#2. Un sabor muy genuino

El té de Marruecos tiene un sabor especial, en buena medida porque se mezcla con menta para eliminar el amargor del té de manera natural, aunque también se emplea azúcar para edulcorar la bebida, lógicamente. Además, se somete a un proceso de eliminación de impurezas que lo hace todavía más apetecible.

#3. Una forma de combatir la deshidratación

Como podrás comprobar, se toma té por todo Marruecos: en el norte y en el sur, en la costa y en las montañas. Y así ocurre porque supone una buena forma de combatir la deshidratación por las altas temperaturas del país. Aunque una bebida fría pueda refrescarnos más, en realidad una bebida caliente nos hidrata mejor, pues obliga a nuestro cuerpo a trabajar menos para regular la temperatura, con el consiguiente menor gasto energético asociado a ello. 

#4. Deléitate con el ajuar asociado

Al tratarse de un gesto de cortesía y amabilidad, el ajuar empleado para servir un té en Marruecos es siempre de gran calidad. Se emplean, por ejemplo, vasos con sus bordes decorados, como si fueran bordados, con decoración geométrica o vegetal. La tetera metálica, así como la bandeja, son también auténticos prodigios en muchos casos, especialmente cuando integran incrustaciones cerámicas coloridas, demostrando la alta calidad de los artesanos marroquíes.

#5. Disfruta el momento asociado a un té en Marruecos

En ocasiones, lo bonito no es solo la degustación del producto, sino el disfrute del contexto de esa degustación. Y a menudo, el té marroquí supone la guinda a un momento muy especial. Puede ser una terraza con unas vistas panorámicas, una sobremesa cómoda sentados sobre cojines en torno a una mesa baja, una recepción de bienvenida en una jaima bereber en medio del desierto, etc. Si es una situación así o parecida, no querrás que tu té se acabe nunca… ¡aunque no te guste esta bebida!

Té en Marruecos en sociedad

El Té en Marruecos en sociedad

Como ves, tomar un té en Marruecos puede ser una experiencia única. Y si organizas tu viaje con nosotros, ten por seguro que no faltará. Contacta con Turismo Marruecos y comienza a planificar un viaje auténtico a este país sorprendente.

 

error: Content is protected !!