LlamarPresupuesto
Kasbahs de Ouarzazate y alrededores, todo un espectáculo

Kasbahs de Ouarzazate y alrededores, todo un espectáculo

Kasbahs de Ouarzazate

Kasbahs de Ouarzazate

Hace tiempo que redactamos un post sobre la llamada ‘ruta de las mil kasbahs’, explicándote que la incluimos en numerosos circuitos desde Marrakech, por el desierto al sur del Atlas. En ella citábamos las más importantes, como son la de Ait Ben Haddou y la de Taourirt. Pero como puedes imaginar por su nombre, hay otras muchas que se nos quedaron en el tintero. Por ello, aquí repasamos las algunas de las mejores kasbahs de Ouarzazate y su entorno.

Kasbah de Tifoultoute

Kasbah de Tifoultoute

Tifoultoute, la más accesible de las kasbahs desde Ouarzazate

De todas las kasbahs de Ouarzazate, la de Tifoultoute es la más cercana a la ciudad, pues se encuentra a las afueras, a apenas varios kilómetros al oeste. Aunque muchos de sus elementos están en ruinas, otras partes se han rehabilitado. Y de hecho, en su parte superior se ha montado un restaurante con terraza desde donde se divisa una panorámica del wadi y el palmeral que crece a ambas orillas. Sin duda, la parte favorita de sus visitantes.

Kasbah de Telouet

Kasbah de Telouet

Telouet, una kasbah entre Marrakech y Ouarzazate

Situada a medio camino entre Marrakech (a 135 km de ella) y de Ouarzazate (a unos 110 km), a 20 km tras coronar el puerto Tizzi-n-Tichka y a unos 1.650 metros de altitud. No es la más famosa ni la más histórica, pero sí una de las más sorprendentes. Se construyó principalmente en los siglos XVIII y XIX por la familia El Glaoui, a la que perteneció uno de los últimos bajás de Marrakech. Aunque exteriormente no todas las partes están bien conservadas, la visita interior incluye interesantes estancias decoradas con cerámicas coloridas, decoraciones en yeso y artesonados de madera. 

Kasbah Amridil

Kasbah Amridil

Amridil, una kasbah donde se respira tradición

Vista desde fuera, la de Amridil es probablemente una de las más espectaculares kasbahs de Ouarzazate y su entorno. Se encuentra a unos 40 km de esta ciudad, en el Oasis de Skoura, en el Valle del Dades. Su estructura fortificada, hecha en ladrillos de adobe (arcilla, paja y estiércol), adquiere aquí unas tonalidades rojizas especialmente fotogénicas al atardecer. No obstante, por dentro te darás cuenta de que no conserva prácticamente nada que nos permite evocar cómo era en el pasado, probablemente de gran riqueza pues perteneció a la mencionada familia Glaoui. Sin embargo, quienes gestionan este lugar han dispuesto en ella utensilios y objetos interesantes para conocer las costumbres de los lugareños, como morteros para elaborar queso.

Kasbah Oulad Othmane

Kasbah Oulad Othmane

Kasbah Oulad Othmane, un ejemplo de reconversión

Por último, podemos citar otra kasbah que guarda muchas similitudes con las anteriores, pero su función actual es bien diferente: se ha reconvertido en hotel, aunque no precisamente de lujo. Mantiene la austeridad que se puede asociar a las rutas caravaneras de antaño, aunque dispone de una refrescante piscina que hará las delicias de los más acalorados. No obstante, se encuentra a unos 110 km de Ouarzazate en dirección a la frontera con Argelia, en el Valle del Draa,

 

Estos son solo cuatro ejemplos de kasbahs en Ouarzazate o en su entorno, a las que podrás llegar mejor con un vehículo 4×4 con aire acondicionado y chófer, entre otras comodidades. Y ese es precisamente uno de los servicios mejor valorados de Turismo Marruecos. ¡Contacta con nosotros para configurar el programa de tu viaje!