¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Rabat

Rabat

Guía turística de Rabat

Rabat (en árabe: الرباط, transliterado como Ar-Ribāṭ) La capital, cuarta ciudad imperial, es una curiosa mezcla de la tradición histórica consolidada en un largo pasado y la…

More...
Fez

Fez

Ciudades Imperiales

Fez (فاس) (francés: "Fez") es famosa por su antigua ciudad amurallada, que muchos comparan con la vieja ciudad amurallada de…

More...
Tanger

Tanger

Guía turística de Tánger

Tánger (Tanja طنچة en bereber y árabe) es un emplazamiento irresistible y un popular puerto de entrada de turistas, además de haberse convertido en el lugar…

More...
Volubilis

Volubilis

Las ruinas arqueológicas de Volubilis

No muy lejos de Meknes, una sinuosa carretera de la ciudad de Moulay Idriss nos transporta a uno de los…

More...
Desierto de Marruecos

Desierto de Marruecos

Un país lleno de aventuras

Después de las altas montañas del Atlas se esconde un misterioso paisaje, surrealista y hermoso, estamos en el corazón de…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2012 JoomlaWorks Ltd.
Imprimir

Gastronomía de Marruecos

Cocina MarroquiLa cocina marroquí empezó a gestarse en el siglo XIV, en los palacios de las dinastías beréberes dominantes, las pródigas cocinas palaciegas constituyeron el medio a través del cual se introdujeron nuevos ingredientes y recetas en las cocinas domésticas.

Las mujeres siempre fueron cocineras, e incluso en la actualidad, en los palacios de la actual monarca y en las cocinas de los restaurantes, las mujeres realizan la mayor parte del trabajo, en la actualidad, la escuela de cocina Real, creada por el anterior rey Hassan II en el complejo del palacio de Rabat, continúa la tradición de modo que se erige como lugar de aprendizaje de los futuros chefs, así como de los cocineros domésticos.

El banquete marroquí, denominado diffa y gestado en los palacios, constituye un ejemplo del talento de los cocineros marroquíes, en los que los miembros femeninos de las familias preparan los platos. Bodas, nacimientos y festividades religiosas constituyen diferentes ocasiones de celebración, se ofrecen generosas diffas con ocasión del retorno del peregrinaje de los fieles, procedente de La Meca.

Los comensales se sientan en lujosas divanas con cojines de múltiples colores, y se dispone un importante número de platillos en mesas bajas redondas, antes de que se sirva la celebrada bisteeya, la famosa empanada de paloma se creó hace muchos años en las cocinas del palacio, y se considera una de las más importantes consecuciones culinarias de la cocina marroquí.

Le siguen los tajines de carne, pollo y pescado, incluidos uno o diversos tajines dulces a base de fruta y miel, como el tajín de pollo, limón y aceitunas, el de pollo, albaricoques y miel, el de cordero con huevos y almendras, el de cordero con dátiles, el de buey con manzanas y pasas y el de pescado entero relleno de dátiles con almendras y acabado con una costra de almendras.

Los platos se aromatizan con hierbas y especias, agua de rosa y de azahar son algunos ejemplos de perfumes que se aplican en algunos de ellos, además por encima se esparcen semillas de sésamo y almendras tostadas, luego le sigue el cuscús, como mínimo dos tipos, uno de ellos con cordero, que se endulza con frutas y miel y finalmente se sirven fuentes de fruta sobre hielo y se concluye con té a la menta, que se sirve con una gran ceremonia.

Los platos pasaron de las cocinas de palacio a las más humildes a lo largo de los siglos, lo que hizo que la cocina marroquí adquiriera una reputación formidable.

En Marruecos la comida principal se consume en la mayoría de ocasiones a medio día, siendo la excepción el sagrado mes del Ramadán. Allí es común comer con las manos por lo que usualmente se toma la comida con una mano y con la otra se toma el pan, que es tradicional en todas las comidas, que sirve como utensilio para ayudarte a comer y darte un sabor más completo para el plato.


Esta comida principal suele comenzar con una ensalada que es seguida por un popular plato de tagine, que es una especie de estofado de carne o aves de corral que se cocina con frutas, en la mitad o al final de la comida se sirve el  "Te de Marruecos". Al final la comida puede ser complementada con un poco de fruta de la temporada o con algún pequeño postre relleno de pasta de almendras y espolvoreado con azúcar blanca.

Recetas tipicas marroquíes

Libros de Gastronomía Marroquí

Los mejores libros para adentrarse en la rica gastronomía marroquí. Haga click en la portada del libro para ver más información detallada y para añadirlo a su cesta de compra.

Marruecos la cocina de mi madre
Sabores de Marruecos
El sabor de Marruecos
Share

Además de esta Guía de Marruecos le recomendamos que visite nuestras otras guías de viaje de otros destinos de marruecos.

Viajar a AsilahViajar a ChaouenTurismo Marrakech