Gargantas del Todra: caprichos de la naturaleza

Gargantas del Todra: caprichos de la naturaleza

Si te gustan las formaciones caprichosas de la naturaleza, uno de tus lugares favoritos de Marruecos serán las Gargantas del Todra, junto a llamadas Gargantas del Dadès por el nombre del río que les ha dado forma. Se sitúan a más de 300 km al este de Marrakech. En este artículo te contamos por qué se está convirtiendo en un lugar cada vez más visitado por los turistas y por qué no debería faltar en el viaje a Marruecos que nuestra agencia puede organizar para ti.

La roca, hecha arte por el capricho de la naturaleza

El elemento que distingue a las Gargantas del Todra es su roca, la calcita, que ha dado lugar a formaciones espectaculares por la erosión del río Dadès, hoy convertido en poco más que un humilde hilo de agua. Lo más destacado son sus desfiladeros, en algunas ocasiones verdaderamente encajados en el paisaje, con apenas 33 metros de anchura por 100 metros de altura en la pared. ¡Un auténtico pasillo natural!

En otras ocasiones, es la mano del hombre la que le da un aspecto singular, sobre todo por el recorrido serpenteante de la carretera que cruza este entorno, la R703. Para dar una nota de color diferente al ocre que predomina en las Gargantas del Todra, encontrarás diferentes palmerales, como los de Assoul o Ighri.

Gargantas del Todra, meca para escaladores

Las Gargantas de Dadès  y las del Todra se han convertido, por motivos evidentes, en un gran polo de atracción para escaladores que desean ascender por paredes de calidad en entornos exóticos y poco masificados, huyendo así de las ya manidas zonas europeas. Españoles y franceses, sobre todo, se lanzan a escalar por las numerosas vías de este lugar, que discurren por estas piedras rugosas y duras, compactas y abrasivas. Su dificultad es más bien baja, con vías que llegan a a 5+. Sin embargo, uno de sus grandes atractivos es su orientación, que hace de las Gargantas del Todra un lugar inmejorable para escalar durante todo el año: en invierno, las paredes soleadas son agradables, mientras que en verano, escalar en las zonas más encajadas del pasillo te garantizará sombra durante prácticamente todo el día.

Atractivos del entorno: el valle de las Rosas

A excepción de los escaladores, que ven en las Gargantas del Todra el destino final de su viaje, la mayoría de los turistas están de paso por estos parajes. La buena noticia es que muy cerca de aquí hay otros lugares de interés, que se pueden visitar en la misma jornada. Por ejemplo, el llamado Valle de las Rosas, con la población de Kelaa M´gouna, de carácter fortificado y epicentro de esta zona famosa por sus rosales, por la destilación de sus esencias y por su producción de perfumes basados en esta planta.

Las Gargantas del Todra forman parte de numerosos circuitos de Turismo Marruecos, pues suelen ser una etapa intermedia en las rutas entre Marrakech y en el desierto del Sahara, atravesando el Atlas. Repasa todos nuestros itinerarios en la sección Rutas&Circuitos, especialmente los que parten de Marrakech, donde podrás comprobarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *