Beni Melal: qué ver y por qué visitarla

Beni Melal: qué ver y por qué visitarla

Beni Melal es una ciudad del centro de Marruecos que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años. Sin embargo, no suele recibir mucha atención del turismo, a pesar de que tiene algunos atractivos interesantes, como veremos a continuación. Aquí te contamos por qué visitar Beni Melal y qué ver.

Por qué visitar Beni Melal

El potencial turístico de Beni Melal no es comparable al de otras ciudades marroquíes más grandes y famosas, como por ejemplo Fez y Marrakech. Sin embargo, se ubica en el centro del país, prácticamente a medio camino de ellas: a poco más de 300 km de Fez y a casi 200 km de Marrakech. Por tanto, se puede considerar una interesante parada para quienes deseen realizar un circuito sin prisas por el centro del país.

Y como decíamos en un reciente post, esta parada puede ser de especial interés para los viajeros judíos o los interesados en esta religión, puesto que cerca de aquí, al pie del monte Tassemit, está enterrado el famoso rabino Shlomo Amar.

Puente de Beni Mellal

Puente a la kasbah de Tadla

Qué ver en Beni Mellal

A nivel más general, los principales puntos de interés de Beni Melal están al sureste de la ciudad, fuera del casco urbano. El más famoso entre los propios marroquíes es la fuente de Ain Asserdoun, de carácter natural y protegida por la población local desde tiempos inmemoriales. En la actualidad, en torno a ella se ha construido un agradable parque para pasear, con vegetación y abundante sombra, y con una jardinería muy cuidada.

Fuente de Ain Asserdoum

Fuente de Ain Asserdoum

El otro punto de interés es el castillo o borj de Ras el Ain. Y se ubica precisamente en lo alto de un balcón natural desde donde se divisa Ain Asserdoun, por lo que se cree que el verdadero fin del castillo era proteger esta fuente. Hasta hace relativamente poco permanecía en ruinas, pero ha sido ampliamente reconstruido para orgullo de los ciudadanos de Beni Melal y de los turistas en general. Su origen se remonta al reinado del sultán Mulay Ismail, a finales del siglo XVII, y su diseño es muy original, de planta cuadrada y con cuatro torres en las esquinas.

Puede interesarte:  Los mejores jardines de Marruecos

Desde el castillo hay unas extraordinarias vistas de los alrededores de Beni Melal, que son un atractivo en sí mismo: gracias a ser un terreno más húmedo y fértil que otras zonas del centro del país, el paisaje es más verde y, además, acoge importantes plantaciones y terrenos agrícolas en los que se cultivan olivos, naranjos y otros árboles frutales.

Y es precisamente en este entorno donde se ubican los principales complejos turísticos de Beni Melal, donde no faltan los miradores, los restaurantes con terraza y las piscinas. 

Por todo ello, si quieres añadir Beni Melal a tu ruta de viaje, ya sea para disfrutar de una bella y breve parada o para pasar aquí una noche, no dudes en ponerte en contacto con Turismo Marruecos. Nuestra agencia se encargará de diseñar una ruta a medida, con transporte incluido, para que disfrutes al máximo de tu paso por esta ciudad.

error: Content is protected !!