CREAR CUENTA

*

*

*

*

*

*

¿Has olvidado la clave?

*

DESCUBRE NUESTRO NUEVO BLOG SOBRE MARRUECOS

Ait Benhaddou

La Kasbah Ait Benhaddou se encuentra situada a 190 kilómetros de la ciudad turística de Marrakech, Marruecos. Se trata de un espectacular poblado de arcilla y piedra con edificios rodeados por grandes murallas, aspecto que lo convierten en uno de los lugares más bellos de Marruecos y punto de visita obligado para todos aquellos turistas que tengan previsto conocer el país norteafricano.

Las kasbahs fueron antiguamente grandes pueblos beréberes amurallados diseñados con el objetivo de defender la cosecha y los palmerales que crecen junto a sus cauces. Estos pueblos formaban grandes comunidades agrarias y mercantiles con una visión muy particular sobre el Islam.

Ait Benhaddou está declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, eso sin contar su gran demanda y reconocimiento en el campo cinematográfico para la realización de grandes películas como Lawrence de Arabia o Gladiator, iniciativa ampliamente aceptada por sus lugareños debido al importante extra que supone a la economía del poblado y alrededores.

Algunas de las peliculas rodadas alli

Lawrence de Arabia (1962)
La Joya del Nilo (1985)
Jesus de Nazaret (1977)
La ultima tentacion de Cristo (1988)
La Momia (1999)
Gladiator (2000) Es en esta Kasbah donde Russell Crowe es vendido como esclavo.
Alejandro Magno (2004)

Ait Benhaddou

Esta impresionante construcción fue realizada en adobe, y sigue habitada por unas pocas familias. Está coronada por un risco de unos cien metros de altura, en el que hay restos de una antigua edificación y desde donde se divisa un magnífico paisaje, lugar ideal para realizar algunas fotografías del entorno.

Sus torres almenadas están decoradas con arcos ciegos y diseños geométricos que crean un efecto de luces y sombras. El perfil de las construcciones, el entorno impresionante y la gentileza de sus gentes han visto pasar varios equipos de filmación a lo largo de muchas décadas.

Durante los días calurosos apenas se ve a nadie por sus calles, que parecen perderse entre las sombras de las laberínticas callejuelas y pasadizos subterráneos. Sin embargo, en el actual pueblo por el que pasa la carretera –muy cercano a la Kasbah-, hay unas tiendas preparadas para los turistas con ofertas de fósiles y minerales, desde cristales puros con mezclas de minerales distintos hasta una cantidad increíble de fósiles –que deberían cuidarse como joyas arqueológicas, pero el estado no cuenta con el presupuesto necesario, y parece que nadie aún ha tomado cartas en el asunto. En el pueblo también podrás encontrar artesanías de todo tipo: vasijas de barro, herramientas de hierro, cintos de cuero, lana, vidrio artesanal y unos cuantos pequeños tesoros más, que podrás encontrar estando allí.

Kasbah de Ait Ben HaddouVista a la Kasbah de Ait Ben HaddouAunque el paisaje es árido y rocoso, el agua no falta. La tierra es de de poca vegetación, aunque abunda la palmera datilera, la higuera, el naranjo y limonero, entre otros árboles frutales como el almendro o el manzano. En una visión amplia del paisaje podemos ver diferentes tonalidades de rojo, según la hora del día, con sus numerosas torres fortificadas que parecen adosadas a la montaña. Si se puede, es muy aconsejable hacer una visita al torreón de la antigua kasbah, donde encontrarás maravillosas vistas panorámicas de la región con el Alto Atlas como telón de fondo. Un espectáculo único e imperdible, que te llenará de la esencia atemporal de esta tierra indómita y del modo de vida arcaico y tenaz de su gente.

La villa se instaló en la cima de una colina para evitar los vientos glaciares de las montañas y de aprovechar la luz del sol. Además, de esta manera estaban cerca de las rutas nómadas, tenían agua y podían defenderse de los potenciales enemigos.

Los muros exteriores cuentan con dos puertas para controlar las entradas y las salidas. La organización del Ksar se dividió en dos elementos: el público y el privado. Esta organización le confiere al Ksar una estructura particular. En los espacios públicos uno puede encontrar la plaza pública, la mezquita y la escuela coránica. La parte privada es un conglomerado de casas en las que se puede ver la diferencia entre las casas del pueblo, con un solo piso y sin decoración, y las de las familias notables, ricamente decoradas.

Alojamiento

Al ser un sitio muy frecuentado por los turistas, aquí tampoco tendréis problema para encontrar alojamiento. En el cuadro de búsqueda podéis buscar y reservar alojamiento para vuestra visita.

Galería de fotos

TOP

¡ATENCIÓN! ESTE SITIO USA COOKIES Y TECNOLOGÍAS SIMILARES. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver política