¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Rabat

Rabat

Guía turística de Rabat

Rabat (en árabe: الرباط, transliterado como Ar-Ribāṭ) La capital, cuarta ciudad imperial, es una curiosa mezcla de la tradición histórica consolidada en un largo pasado y la…

More...
Fez

Fez

Ciudades Imperiales

Es famosa por su antigua ciudad amurallada, que muchos comparan con la vieja ciudad amurallada de Jerusalén. Es la primera de…

More...
Tanger

Tanger

Guía turística de Tánger

Tánger (Tanja طنچة en bereber y árabe) es un emplazamiento irresistible y un popular puerto de entrada de turistas, además de haberse convertido en el lugar…

More...
Volubilis

Volubilis

Las ruinas arqueológicas de Volubilis

No muy lejos de Meknes, una sinuosa carretera de la ciudad de Moulay Idriss nos transporta a uno de los…

More...
Desierto del Sahara Marruecos

Desierto del Sahara Marruecos

Un país lleno de aventuras

Después de las altas montañas del Atlas se esconde un misterioso paisaje, surrealista y hermoso, estamos en el corazón de…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2012 JoomlaWorks Ltd.
Imprimir

Hamman (Baño Arabe)

Baño árabe o Hamman MarroquíBaño árabe o Hamman Marroquí

Una visita a un hammam marroquí (baño público) es una experiencia maravillosa y una de las mejores formas de conectar con los marroquíes. Las reglas básicas para tomar un baño en un hammam no están escritas en piedra, pero aquí os exponemos una guía de la manera tradicional de hacerlo.

Se llama hammam marroquí a un servicio de estética corporal típico de Marruecos que por su espectacular resultado ha dado la vuelta al mundo y puedes encontrarlo en muchos paises fuera de su origen.

Lejos de las funciones terapéuticas , se encuentra la función social, propia de la cultura que lo nutrió. Claramente existen hammams para hombres, pero por alguna razón tiene más cautivado al público femenino.

Su origen se remonta a las aguas termales romanas,  logrando más tarde expandirse a lo largo y ancho de todo el imperio Otomano. En nuestro caso, dentro de la cultura marroquí, el hammam, supone un curioso punto de reunión de las mujeres comunes de la misma zona o barrio.

El secreto es el jabón negro beldi , hecho de aceite de oliva negra y con propiedades exfoliantes naturales importantes. El Beldi se aplica generosamente a la piel, se deja actuar unos 10 minutos y la piel está preparada para una exfoliación intensa con el guante negro o kassa.

¿Dónde encontrar un hammam?

Va a encontrar los hammams públicos en casi todas las ciudades de Marruecos. La mejor manera de localizarlos es a través de los hoteles, en la recepción de su hotel le informarán de todos los puntos de interés de la ciudad, incluido los hammans.

Los baños de vapor más grandes tienen entradas y salas separadas para hombres y mujeres, algunos exclusivamente sirven a un u otro sexo. Una tercera categoría de hamman tienen días de la semana para los hombres, y otros días para las mujeres. No encontrará hammams públicos mixtos en cualquier lugar de Marruecos.

Ciertos hoteles y riads de categoría ofrecen baños de vapor privados a sus huéspedes. Algunos también permiten que los no clientes utilicen sus baños. Mientras que estos baños de vapor privados suelen ser más lujosos y orientados al turismo, también tienden a ser mucho más caros que los baños públicos.

Algunos hoteles y riads permiten que personas de ambos sexos tomen baños juntos. Pregunte acerca de la política del hamman antes de reservar

¿Cuánto cuesta un hammam?

Un baño en un hammam público en general cuesta alrededor de 5 a 10 dirham. Las toallas, jabón y otros artículos están disponibles por un par de dirhams más. Si  toma un masaje con uno empleados de un hammam público, se espera una propina de 10 o 15 dirhams. Al salir de la casa de baños, es costumbre dar una propina al encargado de la recepción de uno o dos dirhams.

¿Que hacer en un hamman?

En el vestuario nos quitaremos la ropa. La mayoría de los hombres se dejan los calzoncillos puestos; en cambio, las mujeres son mucho menos pudorosas y el desnudo femenino casi siempre es integral, aunque siendo turista y para evitar ofender, es mejor asegurarse de que hay mujeres marroquís desnudas completamente, antes de desnudarse.
Si bien es cierto que hay muchos tipos de Hammam, siempre forman una nueva y placentera experiencia. En algunos el champú no es necesario, pero en otros se hace imprescindible si quieres recibir un baño completo. Otro consejo es llevarte la esterilla sobre la que te realizarán el baño. Esto también depende del Hammam en el que te encuentres, pero hay algunos que no ofrecen unas condiciones higiénicas muy buenas (pese a ser baños, por paradójico que parezca), de modo que mejor que te lleves la tuya. Eso sí, cuando entres relájate y disfruta. Es una experiencia única.

Normas: No meter los pies en los cubos, no sentarse en los cubos, y procurar hablar en voz baja.

Después de cambiarse, la ruta habitual es la siguiente:

  • (1)La habitación caliente 
    Aquí, se consegue que el cuerpo se acostumbre al calor.Se llenan dos de los grandes cubos disponibles, uno con agua fría y otro con agua tibia. 

    Utilize un poco de agua para limpiar el suelo en el lugar en el que se va a sentar. Luego se lava una primera vez, pero sólo superficialmente, para deshacerse de la suciedad de piel y pelo. 

  • (2)Sala caliente 
    El calor que desprende la sala caliente permite que los poros se abran . Esto hace que se desprenda de toda la suciedad que se esconde en sus poros, además de ser muy bueno para la piel. 

    ¿Cuánto tiempo hay que estar en esta sala?, depende de su tolerancia al calor. 

  • (3) Sala caliente 
    Se vuelve a la habitación caliente para un lavado más a fondo. Es el momento de darse un baño a fondo con jabón, utilizando el agua de uno de los cubos. No hay nada raro, si un compañero bañista le ofrece lavarle la espalda, no lo malinterprete. Si hace esto, recuerde que él problamente espere que le devuelva la acción. 

    Después de lavarse la piel y el cabello, se utiliza el agua de la segunda cubeta para enjuagarse el jabón y la suciedad de su cuerpo. 

    Cuando se termina el baño, con cuidado vaciar el agua que quede en sus cubos a lo largo de las paredes de la sala caliente. 

    (4) Cuarto frío 
    Después del baño, entre en el cuarto frio. Muchos hamman tienen duchas comunales en esta sala, por lo que se puede enjuagar aquí y quitarse el sudo. También hay bancos en esta sala, donde podrá relajarse por un rato y dejar que el cuerpo se acostumbre a la temperatura normal de nuevo.

Recibir un masaje

Muchos baños, tienen personal que le puede dar un masaje. Los más exclusivos (a menudo privados) usan aceites perfumados para ello. Aquí, usted también puede optar por ser lavados por el personal. Tal "Gommage" implica a menudo un jabón rico en aceite de oliva y es un verdadero placer.

En los baños públicos normales, un compañero bañista puede ofrecerse para darle un masaje. No hay nada sospechoso en dicha oferta. Es un gesto muy amable, por lo general sin motivos financieros, a pesar de que probablemente espere que usted le devuelva el favor.

Las personas con una lesión en la espalda u otras dolencias sería prudente que evitaran el masaje. Incluso de la mano de un profesional, un masaje puede ser muy doloroso, aunque después uno se siente como nuevo.

Recibir un masaje es siempre una opción, no obligatoria.

Share

Además de esta Guía de Marruecos le recomendamos que visite nuestras otras guías de viaje de otros destinos de marruecos.

Viajar a AsilahViajar a ChaouenTurismo Marrakech