El Ramadán en Marruecos: viajar en estas fechas

El Ramadán, en Marruecos, se realiza en las mismas fechas que en el resto del mundo islámico: durante el noveno mes del calendario musulmán, que es algo más corto que el empleado en Occidente, pues cuenta el ciclo lunar en vez del ciclo solar. Por tanto, este periodo tan especial cae cada año en una fecha distinta. Tenerlo en cuenta es fundamental para organizar o no el viaje. En las siguientes líneas te explicamos en qué consiste y algunos consejos al respecto.

Cómo es el Ramadán en Marruecos

En Marruecos, el Ramadán se respeta de forma estricta, al menos públicamente. Se trata de un periodo del año que dura 30 días, durante el cual todos los musulmanes están obligados a realizar ayuno diurno, así como abstinencia de otras tentaciones, como el sexo o las drogas, incluido el tabaco.

Es, según la creencia islámica, una forma de purificar el cuerpo y de someterlo a la autodisciplina. En cambio, al caer la noche, la situación cambia radicalmente: los marroquíes, en familia o con amigos, celebran con especial entusiasmo el hecho de haber sido capaces de superar el ayuno de la jornada.

Como es lógico, en Marruecos el Ramadán tiene un fuerte impacto sobre la vida en las ciudades: entran en un estado de letargo, con numerosos establecimientos cerrados y muchísimo menos trasiego por las calles, algo que suele contrastar con el ritmo y el ambiente que se respira tras el atardecer, especialmente a nivel familiar de puertas para dentro.

 

Viajar a Marruecos en Ramadán: ¿conviene o no?

Por todo ello, cabe hacerse una pregunta: ¿merece realmente la pena viajar a Marruecos en Ramadán? Como en todo en la vida, las opiniones son dispares. A continuación te damos algunas razones a favor y en contra de organizar tu viaje en estas fechas.

 

Razones por las que no conviene viajar a Marruecos en Ramadán

En la mayoría de los casos no recomendamos visitar Marruecos en Ramadán, ya que el país entero se paraliza, adaptándose a los horarios de esta fiesta. Con lo cual, es muy común encontrarse muchos establecimientos cerrados durante el día. Además, numerosos marroquíes aprovechan también para disfrutar de sus vacaciones durante este periodo, por lo que un viajero que quiera conocer el país en todo su esplendor puede llevarse una pequeña decepción.

Otro de los inconvenientes a tener en cuenta es el humor. El ayuno y la continencia es un esfuerzo físico y mental que no todas las personas soportan de la misma manera, por lo que durante estos días suele haber muchos marroquíes con peor carácter y con pocas ganas de trabajar, algo comprensible debido al mencionado esfuerzo del ayuno. Esto hace que las gentes del país estén más sensibles, así que ¡ojo!: lo que en otras fechas no está mal visto, puede interpretarse como una falta de respeto durante el Ramadán.

 

Razones para conocer el Ramadán de Marruecos

En cambio, el Ramadán no supone un freno para muchos viajeros. Al contrario: lo ven como una interesante oportunidad de conocer un elemento diferenciador de la cultura marroquí.

Además, en estas fechas el país tiene otra vida por las noches: los zocos están abarrotados de gente y llenos de productos que no suelen verse o se ven en menor cantidad en otras fechas. Por tanto, también tiene un encanto especial viajar en Ramadán, sobre todo para aquellos turistas con espíritu explorador y especial interés en aspectos como la cultura y la etnografía.

En cualquier caso, consideramos que la mayoría de turistas pueden encontrarse con más inconvenientes que beneficios en estas fechas. Por tanto, infórmate de cuándo se celebrará el próximo mes sagrado para los musulmanes y valora con detenimiento los pros y los contras de organizar un viaje coincidiendo con el Ramadán en Marruecos.

 

Esta web usa cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y hacer estadísticas de datos de uso.Accediendo a nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Si quieres más información o modificar su configuración, visita nuestra Política de Cookies.