Tinerhir y las gargantas del Todrá: por qué debes visitarlas

Tinerhir y las gargantas del Todrá: por qué debes visitarlas

Tinerhir

Si quieres ver unos paisajes espectaculares en Marruecos, debes ir a Tinerhir; este valle con sus dos oasis impresionan a cualquiera. Además, puedes irte por la gruta del Todrá –el otro camino- donde podrás tener otra visual que te dejaran impactado.

Si vas con Turismo Marruecos por esta ruta, te darás cuenta que son más grandes de lo que pensabas, sobre todo si te acercas un poco más. Y lo mejor de todo, es que este camino de Tinerhir no está tan lejos como piensas.

Te contamos algunas razones para visitarla que seguro te encantaran. ¡No te pierdas ninguno de ellos!

De visita por Tinerhir: que puedes ver

Si vas por tierra debes saber de ante mano como desplazarte por Marruecos; cuando vayas a hacer un viaje directo desde Europa hasta Tánger o Ceuta debes usar la carretera de Meknès, Midelt y Errachidia, que son más o menos unas 13 o 14 horas en coche, partiendo desde la frontera marroquí.

➡ Un paseo por Tinerhir

En Tinerhir no debes olvidarte de visitar los famosos zocos, las kasbas y el antiguo ksar que son los emblemas de la localidad.

Alrededor te vas a encontrarte con la mezquita Ikelane y unos huertos súper frondosos que no puedes perderte.

Si caminas un poco más, tendrás por delante el gran palmeral, los infinitos Ksur, la famosa alfarería de El Hart n’Iaamine y por supuesto las gargantas. Así que desde aquí, ve pensando donde pasarás la noche.

➡ Interior de la ciudad: Ksar de Tinghir

El antiguo Ksar de Tinghir es por muchos llamado el “el barrio judío” de la región. Un paseo por su interior no puede faltar en tu tour.

Ahora veras que ha perdido sus grandiosas murallas y las 6 entradas originales, pero, pese a esto, podrás ir pos sus callejuelas estrechas y hacer un viaje al pasado con sus paredes de tierra.

La buena noticia es que la asociación Mqorn lo está restaurando.

➡ Nos vamos a la kasbah del Cheikh Bassou

Sí, la misma que ha sido transformada en lo que hoy veremos como el Hotel Tomboctou; allí veremos unas increíbles exposiciones de arte, además, el monumento como tal ya es digno de admirar.

Por ser un edificio que derrochaba lujo, no fue nada difícil convertirlo en un hotel de alto nivel. Los salones grandes que poseía, fueron divididos a la mitad; y en cada una de las habitaciones se colocó un cuarto de baño.

Con los nuevos usos, la kasbah del Cheikh Bassou se conserva en perfectas condiciones y el hotel de Tinerhir funciona a la perfección.

kasbah-de-El-Glaoui

➡ Llegamos a las ruinas de la kasbah de El Glaoui

El triste estado en el cual se encuentra, pasa a un segundo plano cuando ves las impresionante vistas panorámicas que ofrece el paisaje. Desde allí podemos tener unas de las mejores postales de Tinerhir y del gran palmeral.

Tras cruzar por Tizi-n-Tichka, nos vamos a encontrar con la carretera 9, la que sigue en camino completamente de tierra hasta que lleguemos al pueblo de Telouet, para visitar La Kasbah Glaoui.

El color de tu alrededor va a cambiar por completo, te verás en medio de un paisaje de color ladrillo, con construcciones de adobe típicas de la región.

Súmale a esto la belleza de ver un entorno lleno de agricultores haciendo sus labores.

La Kasbah de este lado de Tinerhir es impresionante; puede que sientas incluso que estas en medio de una historia de la dinastía antigua.

No dejes de acercarte a la caserna francesa, está cerrada, sí, pero desde allí podrás ver la mejor puesta de sol en el Gran Atlas.

Sin duda alguna, Tinerhir impresiona a cualquiera que la visite. A tu alrededor veras todo color marrón antiguo, como si desde hace mucho – tal vez jamás – hubiese caído un poco de lluvia sobre ese lugar.

Tinerhir

¿Quieres otras razones para visitar Tinerhir? ¡Vamos a ello!

Como ya te hemos dicho, Tinerhir destaca por lo tradicional y antiguo, así que allí veremos:

  • Artesanía típica de la región, con cerámica que ha sido decorada con formas geométricas antiguas.
  • No dejaras de ver las joyas de plata u otros tipos de metales; calzados, alfombras y hasta fuelles para las chimeneas.
  • No faltan los festivales en Tinerhir, si vas en buena fecha podrás disfrutar del Ultra Marathon y el Festival Timlsa, donde conocerás mucho más de la cultura local.

La oferta hotelera en Marrakech, en especial en esta zona es bastante sencilla, sin dejar de ser muy buena.

No dejamos de ver las gargantas del Todrá, al norte de Tinerhir

Las gargantas del Todrá las vemos en el Gran Atlas y poseen unos impresionantes 300 metros de desnivel. Nos vamos allí por carretera asfaltada desde Tinerhir hasta recorrer unos 15 km, luego debemos seguir 18 km por pleno desfiladero, la meta es llegar a Tamtatoucht.

Este cañón tiene unas paredes verticales que van ensanchándose desde la entrada hasta el final.

Las paredes más altas las vemos en la entrada, unos 300 metros de alto, con una separación de 10 a 20 metros.

Si vas en dirección Tinerhir a la Garganta del Todrá a unos 7 km, no te faltaran los albergues, hostales y un camping marroquí; cada uno de ellos súper equipado y lleno de la fantasía de la región.

Si vas a quedarte en Tinerhir, nuestra recomendación es que lo hagas lo más cerca de las gargantas que te sea posible. En la localidad hay al menos dos hoteles de Marruecos muy tradicionales. Desde allí no te vas a perder las puestas de sol y cenar en Tinerhir es grandioso; además tendrás el cantar de las ranas de fondo musical.

Las costumbres de la zona y las espectaculares vistas, hacen de Tinerhir un punto imprescindible en tu viaje a Marruecos.

Y tú ¿ya conoces Tinerhir? Si quieres más información no olvides contactar con nuestro equipo de Turismo Marruecos, estaremos encantados de poder ayudarte a resolver tus dudas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *