¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Rabat

Rabat

Guía turística de Rabat

Rabat (en árabe: الرباط, transliterado como Ar-Ribāṭ) La capital, cuarta ciudad imperial, es una curiosa mezcla de la tradición histórica consolidada en un largo pasado y la…

More...
Fez

Fez

Ciudades Imperiales

Fez (فاس) (francés: "Fez") es famosa por su antigua ciudad amurallada, que muchos comparan con la vieja ciudad amurallada de…

More...
Tanger

Tanger

Guía turística de Tánger

Tánger (Tanja طنچة en bereber y árabe) es un emplazamiento irresistible y un popular puerto de entrada de turistas, además de haberse convertido en el lugar…

More...
Volubilis

Volubilis

Las ruinas arqueológicas de Volubilis

No muy lejos de Meknes, una sinuosa carretera de la ciudad de Moulay Idriss nos transporta a uno de los…

More...
Desierto de Marruecos

Desierto de Marruecos

Un país lleno de aventuras

Después de las altas montañas del Atlas se esconde un misterioso paisaje, surrealista y hermoso, estamos en el corazón de…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2012 JoomlaWorks Ltd.
Imprimir

Desierto de Marruecos

Desierto Marruecos

Después de las altas montañas del Atlas se esconde un misterioso paisaje, surrealista y hermoso, estamos en el corazón de Marruecos, justo donde nace el desierto del Sahara.

Es una sensación de retroceder en el tiempo y olvidarse de la existencia del mundo, un mundo de fortificaciones, de pequeñas casas, castillos bereberes como el de Kasbah, y fuertes abandonados por las legiones extranjeras. Estos fueron una vez el lugar en el que el comandante se paraba un rato cuando hacía las rutas de camello entre Marrakech y las grandes capitales de comercio de Sahara.
El viaje aquí es una bella experiencia. El camino de Marrakech va hasta la cima misma de los bosques de Atlas en una altitud de 7,400 pies en el área conocida como Col de Tichka. Entonces llegan las caídas espectaculares hacia los alrededores hermosos de Ouarzazate.


Observar la inmensidad del desierto marroquí, es una experiencia única que puedes hacer realidad en tu viaje a Marruecos. Son muchas las excursiones que por unos 300 mad te ofrecen la posibilidad de visitar el desierto e incluso dormir una noche en una haima. Otra opción es adentrarse con un todo terreno por estas dunas de arena y dejar salir el espíritu aventurero. ¡ Toda una experiencia que seguro que repites!

Observar la inmensidad del desierto marroquí, es una experiencia única que puedes hacer realidad en tu viaje a Marruecos. Son muchas las excursiones que por unos 300 mad te ofrecen la posibilidad de visitar el desierto e incluso dormir una noche en una haima. Otra opción es adentrarse con un todo terreno por estas dunas de arena y dejar salir el espíritu aventurero. ¡ Toda una experiencia que seguro que repites!

Los mejores tramos de desierto y en los que las agencias realizan excursiones son Zagora, M’Hamid, las dunas de Erg Chebbi o las dunas de Tindouf. Estas últimas están situadas a unos 5 kilometros al sur de Tamegroute y  constituyen una buena elección si se quiere tener un primer contacto con el desierto marroquí.

Desierto MarruecosSi deseas ver el desierto, mejor acude a Marruecos en invierno o en otoño, ya que son las únicas estaciones del año en las que se puede ir al desierto. Generalmente, des de las ciudades más importantes como Marrackech, las agencias de viajes ofrecen excursiones. Los precios suelen ser de unos 300 mad, pero todo depende de las circunstancias: personas que realicen la excursión, el recorrido y el tiempo que hayas empleado en regatear el precio (algo fundamental en Marruecos…).

En el desierto las temperaturas engañan. Durante el dia el calor es insoportable, con temperaturas que alcanzan incluso los 30 grados en invierno y por la noche el frio es insoportable, por lo que se recomienda llevar ropa de abrigo y si vas a pasar la noche en una haima, un buen saco de dormir.

El desierto de Marruecos, no responde a la imagen clásica de desierto de grandes dunas (aunque algunas hay) pero, pese a ello, es un lugar de una belleza evocadora que transformará la forma de ver el mundo de cualquier viajero que lo recorra en coche, autobús o, para los más aventureros, a pié o en bicicleta. El valle del Draa, el defiladero del Todra o las dunas de Merzouga no dejarán indiferente a nadie y la posibilidad de pernoctar en magníficas casbahs tradicionales con vistas a un verde palmeral en Knob o en Agdz completará una experiencia inolvidable. A ambos lados de la pista el viajero se sorprenderá con la sucesión de ergs de desde el negro azabache al naranja brillante, pasando por el dorado de las dunas, el verdor de súbitos palmerales y las cimas blancas del atlas que enmarcan el paisaje. Los rebaños de ovejas y camellos son habituales a pesar de que uno se pregunta qué pasto podrán obtener en los infinitos pedregales. Toda la región es espectacular, sin embargo, más allá de Ourzazate y Merzouga es dificil conseguir habitaciones con estándares de comodidades a los que estamos acostumbrados. La calefacción no existe y las noches pueden ser gélidas en el desierto. En algunas poblaciones como Rissani, los guías falsos pueden llegar a ser agresivos y muy molestos.

 

 

Share

Además de esta Guía de Marruecos le recomendamos que visite nuestras otras guías de viaje de otros destinos de marruecos.

Viajar a AsilahViajar a ChaouenTurismo Marrakech