TURISMO MARRUECOS.NET

TURISMO MARRUECOS.NET

Asilah la perla del Atlántico

Información sobre la antigua ciudad portuguesa de Asilah

TURISMO MARRUECOS.NET

TURISMO MARRUECOS.NET

Información sobre la ciudad Azul

Chaouen la Joya del Rif

TURISMO MARRUECOS.NET

TURISMO MARRUECOS.NET

Moulay Bousselham

TURISMO MARRUECOS.NET

TURISMO MARRUECOS.NET

La bella ciudad de Essaouira

Solicita PRESUPUESTO Online sin compromiso!  Teléfono de atención al cliente +34 951192174  Contáctanos por Whatsapp +34 622 11 21 69   viajes@turismomarruecos.net
Toggle Bar

SAHARA

Situada entre las estribaciones finales del valle, entre vergeles y el desierto de dunas y a 80 km de la capital regional de Errachidia.  Esta ciudad fue desarrollada en 1917 por la legión Francesa, ya que era el lugar ideal para poder controlar el oasis de Tifilalt y también por fines administrativos. Es una ciudad moderna que no dispone medina y su disposición de calles es rectangular distribuida en torno a calles anchas. Esta ciudad no tienen un gran atractivo turístico pero puede ser una buena base para conocer el Tafilete y toda la región ya que dispone de numerosos hoteles, mercados bancos, restaurantes, gasolineras y numerosos talleres, los cuales pueden sacarnos de un buen apuro si sufrimos una avería en nuestro 4x4 

El pueblo de Ouzina, se encuentran en la parte sur-este de Marruecos, en la región de Ouarzazate-Tafilalet. Está situado a 34km de Taouz y 70 kms de Merzouga. El pueblo es pequeño, apenas lo habitan unas 25 familias. Su entorno tiene el privilegio de ser un desierto puro donde todavía no se ha masificado por el el turismo. Es un lugar donde se puede apreciar el silencio, la mágia y la paz del desierto en su estado más puro. Según llegamos desde la pista que comunica Taouz con Ouzina podemos apreciar como el paisaje va cambiando, desaparece el paisaje árido dando paso a otro más verde con una vegetación que contrasta con las bellas dunas naranjas que a su vez lo hacen con las montañas negras que caracterizan la zona de Ouzina. 

Desde la antigüedad, el valle del Draa es el camino más hermoso en Marruecos, pero también el mas sinuoso. El valle del río Draa tiene más de 100 kilómetros, entre Ouarzazate y las puertas del desierto. Es un valle muy verde, con palmeras datileras. Puedes pasear por el palmeral, es muy agradable porque la temperatura es más baja que en la carretera, debido a la sombra de las palmas. Tampoco hay tanto polvo, y se puede descansar con los pies en el agua si se quiere. Hay muchos caminos para pasear, que son los caminos que toma la gente que va a cultivar su campo, a cuidar su ganado, cabras y ovejas, y para volver a su casa. En la orilla del río, se pueden apreciar las Ksar, estas impresionantes fortificaciones de adoba que servian para defender la región..

El Valle del Dades, o ‘Camino de las mil kasbahs’ va desde Ouarzazate hasta el este de Tineghir y las Gargantas de Todra. La ruta en coche es espectacular, con cientos de kasbahs que los bereberes erigieron para defenderse de los invasores y que están salpicadas por toda la ruta, serpenteando a través de impresionantes paisajes propios del desierto del Sahara, pueblos, bosques y palmerales...

Una vez más, el Valle del Dades debe su nombre al río que serpentea enclavado entre las montañas a lo largo del recorrido, respaldado por acantilados de color ocre, terracota y rojo. Los visitantes pueden disfrutar de hermosas Kasbahs, mansiones fortificadas, montañas atravesadas por arroyos y cañones... Una variedad de paisajes que realmente vale la pena visitar. Continuando el camino podrás apreciar una de las más bellas rosaledas del valle.

El Valle de Dades tiene un paisaje salvaje, con la nieve en un lado y un semi-desierto en el otro. Su grandeza salvaje y silencio sobrenatural pueden solo ser igualados por el Gran Cañón. El río forma el valle a lo largo de un sinuoso camino repleto de frutas, nueces, trigo, abedules y almendros, regalándonos un escenario de espectaculares formaciones rocosas.

 

Cómo llegar al Valle del Dades

Para poder visitar y disfrutar del Valle del Dades, lo recomendable es hacerlo con coche. Si no lleváis coche propio, deberíais pensar en la opción de alquilar un coche en Marruecos. También podéis contratar una excursión o encargar la organización de un viaje a medida por la zona. Otra alternativa es contratar un Grand Taxi desde alguna localidad cercana o bien tomar un bus (esta última opción es la más económica).

Si la ciudad marroquí de Ouarzazate es considerada como la "Puerta del Desierto", entonces el Oasis de Fint, ubicado tan solo a 10 kilómetros al sur de Ouarzazate, bien podría ser el jardín del desierto. Es casi imposible imaginar que una salida de Ouarzazate, con un terreno tan árido y desolado como es el de las montañas del Anti-Atlas, pueden darnos paso sin previo aviso a un lugar tan verde y exuberante de vegetación y tan lleno de vida. Si disfrutáis de la naturaleza y los paisajes es una visita totalmente recomendada y más aún teniendo en cuenta lo cerquita que se encuentra de Ouarzazate. No hay excusa para darse una escapada y visitar este bello y recóndito rincón. El origen del nombre del Oasis de Fint quiere decir "escondido" en bereber.

Desde Boulmane, el valle se estrecha y la vegetación se hace más escasa hasta adentrarse en las Gargantas del Dades. A continuación, verás dos acantilados de 300 metros de altura, separados por un estrecho corredor de unos veinte metros. Un espectáculo inolvidable. Desde allí el camino te llevará a la Toudgha: el acceso es difícil, pero vale la pena.

A menos de 50 Km de Skoura nos encontramos con Kelaa M´gouna, una  población de unos 15.000 habitantes. Es un pueblo fortificado que se encuentra a 1500 m de altitud, famoso su destilería de agua de rosas. El Valle de las Rosas está situado a los pies del Alto Atlas en Marruecos, en la confluencia con el Valle del Dades. El Valle de las Rosas con sus aromas embriagadores esta formado por hectáreas de rosales, cuyo aroma se aprecia durante todo el mes de mayo. Aquí podréis apreciar un paisaje deslumbrante y encantador. El cultivo de las rosas la destilación de esencias y la producción de perfumes son las industrias más importantes de este lugar.  La floración se extiende desde mediados de abril hasta mediados de mayo. Kelaa M´gouna está habitada mayoritariamente por una población bereber chleuh . Esta bulliciosa ciudad es un centro económico, comercial y social para la población de esta región. Este lugar es muy conocido por su "festival de las rosas ", que tiene lugar todos los años en el mes mayo.

Situadas en el lado este de las montañas del Alto Atlas de Marruecos, las gargantas del todra son reconocidas mundialmente por ser uno de los cañones rocosos más espectaculares. Estas gargantas se encuentran a tan solo unos veinticinco kilómetros al norte de la ciudad de Tinghirla carretera que conduce a las gargantes ofrece ofrece preciosos paisajes, como Assoul o Ighri así como una bella vista del majestuoso palmeral.

 

Zagora, en el Marruecos más meridional, es una tranquila ciudad de unos 30.000 habitantes que se sitúa junto al Draa. Apodada como la ‘Puerta del Desierto’, su actividad gira entorno a una calle principal, ya que nunca ha estado tan poblada como para tener otro tipo de estructura urbana.

Zagora se encuentra en el sureste del país, a unas pocas decenas de kilómetros de la frontera con Argelia. Esta ciudad es una buen lugar para los interesados en viajes al desierto desde Marrakech, adentrándose en las dunas Erg Chegaga, o bien para aquellos que quieran hacer una ruta por las tierras más recónditas de Marruecos. La ciudad está en la región de Souss Massa Draa, a unos 360 km al sureste de Marrakech.

Merzouga es la perla del desierto del Sahara, una verdadera joya muy popular entre los turistas de todo el mundo. Se trata de un pequeño pueblo en el sureste de Marruecos, a unos 35 km de Rissani, unos 45 km de Erfoud, y unos 20 km de la frontera argelina. Es conocida mundialmente por sus hermosos paisajes y la inmensidad de sus dunas, donde se pierde la vista. Es por eso que Merzouga es uno de los lugares ideales para admirar su puesta de sol, así como para contemplar un magnífico cielo estrellado o realizar experiencias de aventura 4x4 en Marruecos.

Uarzazate o Ouarzazate también conocida como La puerta del desierto se caracteriza por su variedad de paisajes, la hospitalidad de su gente, la riqueza y diversidad de su folclore y la autenticidad arquitectónica de su hábitat. Rodeada por una cordinella de montañas, se encuentra siutada a 1.160 metros de altitud, Ouarzazate nace de un puesto de avanzada creado por la Legión Extranjera en el año 1928. Esta ciudad sigue siendo una ciudad de guarnición importante. Aproximadamente 56.000 personas viven y trabajan en Ouarzazate, que es más un punto de salida y regreso para los viajes del sur como un destino en sí mismo. 

Se encuentra situada a 22 km al sur de Erfoud por una carretera que discurre junto al río Ziz, en la que apreciaremos los últimos restos de vegatación antes de adentrarnos en el puro desierto.

La región de Rissani se compone de un grupo de aldeas a lo largo del último tramo del valle del Ziz. 

Rissani fue la antigua capitaldel Tafilalt ( conocida posteriormente por Sijilmassa)  ciudad Santa y cuna de la dinastia alauita. Su situación como cruce de caminos entre el norte y el sur dio a la ciudad una cierta importancia en el pasado. Todavía a día de hoy quedan restos de esa grandeza. Esta localidad nos da la impresión de ser un lugar bonito y tranquilo, que se anima únicamente los días de mercado.

Ait Ben Haddou, o Ait Benhaddou, como algunos escriben, es una kasbah espectacular, a modo de poblado de arcilla y piedra con edificios rodeados por grandes murallas. La cercanía de la kasbah Ait Ben Haddou y Marrakech (unos 190 kilómetros de distancia) convierten a esta fortaleza en una excursión habitual por turistas procedentes de la ‘ciudad roja’. Por todo ello, se trata de uno de los lugares más bellos del país y un lugar de visita obligada para quienes tengan previsto conocer el desierto de Marruecos y el sur del país norteafricano.

La kasbah Ait Ben Haddou y el resto de fortalezas de este tipo son conjuntos arquitectónicos construidos de adobe y barro, coronados por torres que sirven de defensa, en lo que podría considerarse el equivalente a los castillos medievales. Estas kasbahs fueron antiguamente grandes pueblos bereberes en el desierto de Marruecos, amurallados y diseñados con el objetivo de defender las casas, las cosechas y los palmerales que crecen junto a sus cauces. Estos pueblos formaban grandes comunidades agrarias y mercantiles con una visión muy particular sobre el Islam.

Guía de Marruecos online, descubre toda la información que necesitas para viajar a Marruecos. Circuitos a medida pensados para ti, las mejores rutas y excursiones por todo Marruecos en Vehículos 4x4. Descubre los mejores alojamientos y servicios para tu estancia en Marruecos.
TOP